sobre La secta de las vampiras…

La secta de las vampiras es el campo de batalla entre una máquina esquizoide productora de lenguaje y una máquina coreográfica de atracción y repulsión. Una serie de líneas que nos configuran atraviesan 2 cuerpos sin que se solidifiquen como identidades concretas. No sabemos si son 2 mujeres diferenciadas o fragmentos de una misma persona o retazos discontinuos de formas de vida.

La producción de lenguaje y las relaciones de atracción y rechazo les vampirizan desafiando sus límites y, al tiempo, dándoles vida. El texto funciona como una corriente autónoma, desbordante y delirante de pensamiento que recorre múltiples zonas de conflicto.

Entre otras cosas, La secta de las vampiras es una vuelta de tuerca al teatro de Beckett en clave del aquí y ahora. Una pieza escénica de marcado carácter político en su forma, contenido y modo de producción, que desafía jerarquías, estilos, formatos y maneras habituales de entender el teatro político.

IMG_1676IMG_3450IMG_1670